Pollo a la Valentina, un platillo típico mantenido en secreto

pollo-a-la-valentinaEn el antiguo mercado Alcalde, Valentina Santos Oropeza se colocaba frente al comal en su cenaduría, para preparar los tradicionales sopes, enchiladas, gorditas, que junto a su hija Rosita y al mesero Valente hicieron célebres en la ciudad.

Valentina Santos Oropeza, originaria de Zacatecas, comenzó a vender comida en Guadalajara, primero en la plazuela de San Diego; después se instaló frente al Santuario y de allí se trasladaron al Mercado Alcalde donde ocuparon el local ubicado en Liceo y Herrera y Cairo. Durante las fiestas patronales en el Santuario de Guadalupe instalaba una sucursal, un gran puesto frente al templo.De ahí pasaron a un local frente al jardín del Santuario

El famoso Pollo a la Valentina

Su fama empezaba a difundirse por la república y a su negocio acudían personajes como Francisco Villa, la escogió como su cocinera personal durante el tiempo que permaneció en Guadalajara, Henry Ford degustó el famosísimo “Pollo a la Valentina”. Los Presidentes de la República Lázaro Cárdenas, Manuel Ávila Camacho,los gobernadores Margarito Ramírez, Everardo Topete, Lic. Barba González, Agustín Yáñez, Jesús González Gallo frecuentaban el local de Valentina.

Después del paso de los años la receta original ha permanecido en secreto, pues la familia no ha deseado revelar cuál es la receta de tan delicioso platillo, por lo que se ha optado por hacer reproducciones del manjar según como lo recuerdan algunos paladares con talento, de cuando lo probaron en la cenaduría de los Santos Oropeza.

Fuente: Facebookreceta-pollo-a-la-valentina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *